Breadcrumbs

El propósito de este estudio es investigar el efecto del rivaroxabán en la excreción urinaria de albúmina, comparada contra warfarina en estos pacientes.

Microscopio de cerca

Trabajos presentados en el ACC 2020 sobre anticoagulación

Efectos de Rivaroxabán en la excreción de albumina urinaria en pacientes con fibrilación auricular y enfermedad renal crónica: una prueba aleatorizada (X-ACOD)


La fibrilación auricular y la enfermedad renal crónica (ERC) comparten factores de riesgo cardiovascular y su presencia concomitante aumenta la posibilidad de eventos adversos.

 

Rivaroxabán es un anticoagulante oral directo (ACOD), efectivo para suprimir la formación de trombos, y se han documentado acciones no hematológicas, una de ellas efecto antiinflamatorio. Los efectos clínicos de rivaroxabán en la función renal en pacientes con fibrilación auricular y enfermedad renal crónica permanecen inciertos. El propósito de este estudio es investigar el efecto del rivaroxabán en la excreción urinaria de albúmina, comparada contra warfarina en estos pacientes.

 

El estudio fue con un diseño multicéntrico, prospectivo, aleatorizado y abierto. Pacientes con ERC (grado G2 a G3b) y fibrilación auricular no valvular (FANV) (con warfarina o que no tenían anticoagulación) fueron elegibles para el estudio. De esta forma, 58 pacientes fueron aleatorizados proporcionalmente a recibir rivaroxabán a dosis ajustada (10 o 15 mg diarios) o warfarina, de acuerdo a INR.

 

Para poder conocer los resultados, se utilizó un programa en WEB basado en el método minimización con asignación balanceada para edad (<75, >75 años), género, presencia previa o ausencia de anticoagulación previa y CHADS (<2, >2). El punto de desenlace es el cambio en el índice albúmina urinaria /creatinina (UACR) después de 3 meses.

 

Un total de 25 pacientes fueron asignados a rivaroxabán y 26 pacientes a warfarina. De los cuales, 82% tenían fibrilación auricular persistente o permanente, 80% habían recibido tratamiento con warfarina al momento del inicio del estudio.

 

Para poder conocer los resultados, se utilizó un programa en WEB basado en el método de minimización con la asignación balanceada para edad (<75, >75 años), género, presencia previa o ausencia de anticoagulación previa y CHADS (<2, >2).

 

80% habían recibido tratamiento con warfarina al momento del inicio del estudio.

 

La media del estimado de filtración glomerular y UACR fue de 59.7 mL/min/1.73m2 y 19.5 mg/g.Cr respectivamente.

 

La media a los 3 meses de tratamiento fue de -1.4 mg/g.Cr en el grupo de rivaroxabán y -0.4 mg/g.Cr en el grupo de warfarina, sin diferencia significativa en los volúmenes urinarios entre los dos grupos. En el subgrupo donde la UACR inicial fue >30 mg/g.Cr, el grupo de rivaroxabán redujo significativamente cambios favorables en la presión arterial media y en el filtrado glomerular, mientras que en el grupo de warfarina se mantuvo sin cambios.

 

Los autores encontraron en su estudio:

1. Después de 3 meses de tratamiento el efecto se observa neutral en UACR en pacientes con fibrilación auricular y daño renal medio/moderado. Sin embargo, rivaroxabán redujo UACR de manera significativa en el subgrupo con micro o macroalbuminuria. Se requieren más estudios para definir el beneficio.

 

Los comentarios

1. Debemos de recordar que las dosis en pacientes con fibrilación auricular y disminución del filtrado glomerular están establecidas. Referir cómo ajustar puede dar a confusión a que podemos disminuir o aumentar en un rango. Lo correcto es indicar lo establecido, en caso de Rivaroxabán, depende de la depuración de creatinina calculada. Este estudio fue realizado en Japón, las dosis establecidas para este país son diferentes al nuestro. El estudio en referencia es el J-Rocket - AF.

 

2. No se muestran las dosis de los anticoagulantes directos o el INR de control de warfarina, si bien es cierto, no es el motivo del estudio. Es importante saber por qué los médicos deciden una terapia, pero es más valioso, si la terapia elegida se emplea de manera adecuada. Si no es así, no importa cual fuere, terminará en un evento de trombosis o hemorragia.

 

3. Entre mayor sea el daño renal menor la indicación de anticoagulación. Debemos recordar que son ellos los que más riesgo tienen de eventos cardiovasculares. Por otro lado, se ha demostrado, como en este estudio, que los antagonistas de vitamina K tiene una pérdida mayor del filtrado glomerular que los anticoagulantes directos, además se han observado efectos de protección renal con ACODs sobre todo con rivaroxabán y dabigatrán. Este estudio viene a sumar a la evidencia que existe a favor de estas terapias, en este caso con rivaroxabán.

 

 

Bibliografía Recomendada:

1.- Takeshi Horio, Yoshio Iwashima, et al. “Chronic Kidney disease as an independent risk factor for new-onset atrial fibrilation in hypertensive patients”.  Journal of Hypertension 2010, Vol 28 No 8.

 

2.-Xiaxi Yao, Navdeep Tangri, et al. “Renal Outcomes in Anticoagulated Patients With Atrial Fibrillation”. J Am Coll Cardiol 2017; 70:2621-32.

 

3.- Hori M, Matsumoto M, Tanahashi N, et al. “Rivaroxaban vs. warfarin in Japanese patients with atrial fibrillation – the J-ROCKET AF study – “. Circ J. 2012;76(9):2104-11.