Breadcrumbs

El Dr. Cohen enmarca todas las necesidades y retos que vienen a futuro, específicamente de aquello grupos de pacientes que aún no tenemos certeza del tratamiento óptimo, entre estos grupos destacó a COVID-19.

manos de especialista con guantes

Necesidades clínicas insatisfechas y avances futuros en la enfermedad Tromboembólica Venosa

Congreso Virtual ISTH 12 de julio 2020

Ponente: Dr. Alexander Cohen

Médico vascular y epidemiólogo en el Guy’s and St Thomas’ Hospital, King’s College de Londres,

RU. El Dr. Cohen se graduó con honores en Medicina y en Cirugía por la Universidad de Melbourne

 

Comentarios y Narrativa: Dr. Christian Ramos Peñafiel

Hematología del HGM / Maestría en Educación / Doctorado en Ciencias Medicas

 

 

El Dr. Cohen inicia su plática hablando sobre las necesidades no cubiertas respecto a pacientes críticamente enfermos. Hace énfasis en algunos grupos de pacientes como aquellos con múltiples sitios de infección y sepsis, en donde se ha encontrado una tasa elevada de Dímero D, y por lo tanto mayor riesgo trombótico. Aclaró también que no únicamente se asocia a niveles de Dímero D sino también a una respuesta inflamatoria, la mayoría de las veces exagerada, la cual puede generar estados protrombóticos severos. En este aspecto destacó siempre a los pacientes críticamente enfermos y como en diversas series de casos, la elevación del Dímero D suele asociarse a una elevada mortalidad.

Destacó los estudios EXCLAIM, ADOPT y MAGELLAN. Todos ellos para trombo profilaxis en pacientes críticamente enfermos, el primero de ellos usando Enoxaparina vs placebo, el segundo de ellos ADOPT comparando Enoxaparina vs Apixabán y finalmente el estudio MAGELLAN comparando Enoxaparina vs Rivaroxabán con una Reducción de riesgo relativo de hasta 23% el que brinda un mayor beneficio en esta área. Desde mi perspectiva las unidades de cuidados críticos y el médico de urgencias tendrán que adoptar en breve estas terapias para brindarles a sus pacientes protección contra eventos trombóticos.

En segundo lugar, el Dr. Cohen habló sobre el estudio APEX Trial, donde nos mostró los resultados de Betrixaban. Se dijo que es un fármaco que mantiene un balance adecuado entre riesgo / beneficio y no genera interacciones con fármacos antivirales. Betrixaban está aprobado por la FDA para la prevención de la trombosis venosa en adultos hospitalizados por una enfermedad médica aguda que están en riesgo de complicaciones tromboembólicas debido a la movilidad restringida y otros factores de riesgo.

 

 

Y como punto número 3, de la sesión el doctor habló sobre los diferentes modelos que deberán desarrollarse a futuro para realizar predicciones de eventos de trombosis en pacientes con riesgo, entre ellos redes neuronales artificiales, árboles de decisiones, análisis de regresión, Métodos Bayesianos y algoritmos genéticos. Sin duda se abre la puerta para la gen­eración de datos enfocados con estos métodos para predecir eventos trombóticos los cuales pueden ser sumamente útiles.

 

 

Finalmente, el Dr. Cohen enmarca todas las necesidades y retos que vienen a futuro, específicamente de aquello grupos de pacientes que aún no tenemos certeza del tratamiento óptimo. Entre estos grupos destacó a COVID-19, grupos étnicos, manejo de factores de riesgo, prevención y seguimiento a largo plazo de ETV, presencia de metaanálisis, y estandarización de la data.

 

A mi parecer, fue una sesión breve en la cual esperaba que mencionara los estudios fase II para Inhibidores del factor XI, además de incluir en su presentación análisis como el estudio MARINER. El futuro del manejo de la ETV tiene que ser, sin duda, un análisis bajo situaciones complejas como lo que vivimos ahora con COVID-19, la prevención de eventos trombóticos en todos los pacientes hospitalizados debe de ser un objetivo de todos los médicos.